-->

Encuentro con el creador interior

La primera dirección con la que trabajar es el sur, lo que en esta práctica representa el elemento tierra. La tierra es el punto de origen de tu nacimiento físico, la conexión con tu madre física y la Diosa, el cuerpo físico, la conexión a la tierra, la seguridad y los cuidados. Del sur recibes alimentos, refugio, ropas y todas las cosas físicas. En las enseñanzas de la rueda medicinal, honras y le das gracias al sur, o a la tierra, por estos dones de sustento, incluyendo tu cuerpo, que sostiene tu espíritu aquí en el planeta Tierra.

La subpersonalidad que vive en la parte sur de la rueda medicinal es tu Criador Interior. Tu Criador Interior es la parte tuya que conoce y cuida de tus necesidades, al mismo tiempo que mantiene en equilibrio otras partes de tu personalidad. Si no estás en contacto con tu Criador Interior, tiendes a estar descompensado. Uno de los síntomas puede ser la necesidad excesiva de atención y cuidados porque tú mismo te privas de ellos. Quizás has centrado tu vida en el trabajo y nunca te tomas tiempo para jugar o tener un tiempo de intimidad contigo mismo o con tus seres queridos.

Cuando estás descompensado y entras en contacto con tu Criador Interior, éste sabe lo que necesitas para recuperar el equilibrio. Ya sean tus necesidades de naturaleza emocional o espiritual, el Criador Interior está al tanto de tu equilibrio y bienestar general. Si tus necesidades se refieren a ti mismo, puede que necesites más masajes, o un tiempo de soledad y silencio no planificado.

Quizá la dieta que sigues no alimenta tu cuerpo ni te da lo que necesitas. Quizá precises un buen baño, hacer yoga, o cantar o tocar música. No importa lo que necesites, tu Criador Interior sabe lo que es. Si la subpersonalidad funciona muy mal y está muy dañada, la comunicación puede ser confusa al principio. Puede ser que se sienta herido y frustrado y no quiera hablar contigo. Es un reflejo simbólico de traición y enfado con uno mismo por no prestar atención a las propias necesidades.

Si puedes asumir la responsabilidad de haber creado el problema sin sentimiento de culpa, la subpersonalidad normalmente atenderá a razones y te dirá lo que necesita y por qué se siente descompensada. Recuerda, tu cometido es escuchar comprendiendo sinceramente sin juzgar, para luego decidir con la subpersonalidad qué tipo de acciones hay que llevar a cabo en la vida para corregir problemas.

Ya estés meditando bajo techo o «buscando una visión» al aire libre para conocer a tu Criador Interior y a las demás subpersonalidades, escribe las preguntas en un papel. Deja espacio entre las preguntas para escribir las respuestas que te den para poder consultarlas luego.

A continuación se describen los pasos para encontrarte con tu Criador Interior:

  1. Después de haber encontrado un lugar en la naturaleza donde te sientas conectado al elemento tierra o estés cómodamente sentado bajo techo para empezar tu búsqueda, céntrate y entra en un estado de meditación.
  2. Envía a tu manera oraciones de gratitud al planeta Tierra, al elemento tierra y a la dirección sur. Ahora es también el momento de rezar o hacer las invocaciones.
  3. Pide la presencia del Criador Interior para que le veas y puedas comunicarte con él o ella.
  4. Cuando venga una imagen o una voz, mira en el papel y haz las siguientes preguntas, anotando las respuestas que recibas.
    1. ¿Cómo te llamas?
    2. ¿Cómo estas?
    3. ¿Qué necesitas?
    4. ¿Qué quieres?
    5. ¿Hay algo más que me quieras decir en este momento?
  5. Concluye la búsqueda de la manera que. te parezca más apropiada. Di a tu Criador Interior cuándo piensas volver.
  6. opcional: Ahora puedes elegir invocar a los Emisarios Pleyadianos de Luz, tu Yo Superior y al Maestro ascendido Jesucristo y pedirles que te introduzcan en la Cámara Lumínica de Armonización de Subpersonalidades.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos