-->

Sanación mediante capullos

Los «capullos» son envoltorios protectores utilizados para el transporte de almas y espíritus dañados para su posterior proceso de sanación y preparación para la reencarnación. Cuando suceden grandes cambios planetarios, tales como terremotos catastróficos o explosiones, muchos seres pueden quedar atrapados en los planos astrales inferiores o sufrir el daño y la fragmentación extremas del alma. Estos seres necesitan un sistema de soporte vital espiritual y una regeneración lenta a través del amor, el cariño y la luz, cosa que los delfines y las ballenas terrestres pueden ofrecer.

Mi alma posee el vivo recuerdo de haber saltado en pedazos cuando explotó el planeta Maldek, volando fragmentada a través del espacio fuera de control e incapaz de activar mi conciencia. Unos hermosos Seres angélicos de Luz llamados Ángeles Pleyadianos de Misericordia me «recogieron», me encerraron en un brillante capullo de luz y me llevaron a una nave pleyadiana de luz que me transportara a la Tierra. (Véase ilustración.)

Los delfines vinieron a mí bajando al fondo del mar tetradimensional e hicieron girar suavemente el capullo con el morro mientras enviaban energía de amor y alegría hacia su interior. Nadaban a su alrededor dentro de burbujas, cantándome con su sonar mágico y fortaleciéndome y preparándome lentamente para mi próximo paso.

Este tipo primigenio de capullo es como el vientre de la Santa Madre Cósmica; muchas y maravillosas enfermeras lo rodean, atendiendo a las necesidades de un alma hasta que llega el momento en que ésta nazca. Es preceptivo como contenedor seguro de un alma que se recupera de un trauma extremo. Los capullos descritos en este capítulo son más simples aunque más versátiles respecto del original. Te resultará fácil modelar estos capullos más simples en cualquier momento con la ayuda de los pleyadianos y de un ser llamado el Deva Supralumínico de Sanación.

Las circunstancias que pueden requerir la invocación de un capullo son varias, así como los tipos de capullos según las necesidades. Un capullo puede parecer igual que una Cámara de Luz, pero su función es, en realidad, muy distinta. En el interior de una Cámara de Luz se debe disponer de cierto tiempo a fin de que tenga lugar la energización o la sanación.

Se suceden varias fases hasta que se alcanza el resultado deseado. Un capullo contiene una energía de calidad consistente y sirve tanto de protector del cuerpo y el aura como de generador de una energía específica. Una vez que el capullo te rodea, no se requiere dedicar más tiempo a la sesión. Sigues con lo que estás haciendo mientras el capullo permanece alrededor del aura y cumple la función requerida.

Hay un tipo de capullo que ayuda a abrazar cualidades divinas. Las cualidades divinas son estados espiritualmente alineados de ser en los que actitudes, emociones e identidad están en sintonía con el Yo Superior, en oposición a la personalidad basada en el ego.

Ejemplos de cualidades divinas son: fe, esperanza, caridad, compasión, comprensión, perdón, amor, ternura, cariño, lucidez, humildad, paz, inofensividad, inspiración, claridad, valor, fuerza, humor, sinceridad, paciencia, generosidad, honradez, aceptación (ausencia de prejuicios), belleza (como atributo esencial, no necesariamente belleza física), armonía, equilibrio, dedicación, oración, juego, alegría, presencia, disposición, confianza, rendición, receptividad, discernimiento, desapego y felicidad.

Muchas de estas cualidades divinas se corresponden con cualidades inferiores. Por ejemplo, la receptividad ante personas o situaciones dañinas o destructivas no es una cualidad divina, sino una cualidad inferior. Quienes experimentan receptividad como cualidad inferior necesitarán evolucionar hacia la experiencia de la receptividad divina acompañada por el discernimiento, lo que implica el abrirse y ser receptivos tan sólo a energías divinas o basadas en la verdad. Esta referencia a divino y basado en la verdad como sinónimos significa que cualquier cosa que parezca menos que divina es ilusoria.

En otro ejemplo, algunos utilizan la fe ciega como el modo de no ser nunca responsables de su propia vida y de lo que generan. Al entregar su vida a Dios mediante la fe olvidan que también deben poner algo de su parte y se acaban desilusionando. A través de la fe divina se sabe que Dios/Diosa/ Todo Lo Que Es vive en todas las cosas y que la verdad divina deberá prevalecer en algún momento del tiempo. Se esfuerzan al máximo y ponen su fe divina en el resultado, ya sea a corto o a largo plazo.

Probablemente serás consciente de las cualidades divinas que más falta te hagan, ya sea en general o en situaciones difíciles específicas. Tal vez se trate de energías mal aplicadas, como en los ejemplos previos de receptividad inferior y fe; o quizá te encuentres en el proceso de desarrollo de ciertas cualidades y necesites ayuda. Puedes invocar así los estados deseados de ser en forma de capullos de sanación.

Por ejemplo, si tu problema es que no permites que nada bueno te llegue, el uso del capullo sanador de receptividad divina puede ir ayudándote a abrirte a ese atributo en tu vida. Si tienes mucha experiencia con el dolor y la traición en esta vida o en las anteriores, podrás utilizar el capullo para experimentar más perdón, valor o fuerza divinos.

También pueden combinarse cualidades en un solo capullo. Algunas de las mezclas más comunes son: amor divino con aceptación; compasión divina con desapego; receptividad divina con discernimiento; humor divino con sinceridad; honradez divina con valor; fe divina con inspiración.

Sigue estos pasos para experimentar un capullo de sanación:

  1. Elige una cualidad divina o una combinación de cualidades que quieras tener más presente en tu vida y en tu ser.
  2. Invoca a los Emisarios Pleyadianos de Luz.
  3. Invoca la presencia del Maestro Ascendido Jesucristo y de otros Maestros Ascendidos.
  4. Invoca la presencia del Deva Supralumínico de Sanación.
  5. Invoca la presencia de tu propio Yo Superior.
  6. Pide a estos seres amados que encierren tu aura en la cualidad o cualidades divinas que hayas escogido.
  7. Medita sobre el hecho de percibir y ser consciente de la cualidad. Relájate y concéntrate. Medita al menos de cinco a diez minutos, o más si lo deseas, aunque puedes seguir con tus ocupaciones en cuanto el capullo te rodee si lo precisas; esto tan sólo limitará tu percepción consciente del estado de energía.
  8. Una vez termines la meditación puedes decidir que el capullo se quede contigo o sea retirado. Si lo dejas donde está, se disipará de un modo natural tras un rato.

Otro tipo de capullo puede ser de ayuda cuando se experimentan emociones fuertes o vulnerabilidad. Tal vez sea que vengas de una sesión particularmente intensa de liberación de emociones con un sanador o terapeuta. O que tengas una experiencia emocionalmente traumática, tales como el fin de una relación o la muerte de un ser querido. Puede que estés alterado e inseguro como resultado del procesamiento y liberación de vidas pasadas o de revivir experiencias traumáticas anteriores. Puede que te sientas temporalmente vulnerable y necesites más seguridad, protección y unos límites más despejados.

En estos momentos de vulnerabilidad puedes utilizar el mismo proceso dado antes para invocar un capullo de cualidad divina, pero con los pequeños cambios que se indican:

  1. Invoca a los Emisarios Pleyadianos de Luz.
  2. Invoca al Maestro Ascendido Jesucristo y otros Maestros Ascendidos.
  3. Invoca al Deva Supralumínico de Sanación.
  4. Invoca al Yo Superior.
  5. Ahora di: «Colocadme dentro de un capullo protector y sanador durante las próximas veinticuatro horas mientras asimilo y me recupero de esta experiencia emocional (o espiritual) y me fortalezco».
  6. Siéntate o túmbate con los ojos cerrados el tiempo que haga falta para sentir el cambio de energía que se produce cuando el capullo te envuelve. Luego reanuda tu día normal.

Al término del período de veinticuatro horas puedes restablecer el capullo si aún lo necesitas.

Si eres sanador o terapeuta, puedes invocar un capullo para un cliente que acabe de experimentar una liberación profundamente inquietante o emocionalmente dolorosa. Visualiza el capullo alrededor de la parte externa del aura del cliente y ayuda a su creación mediante la visión de hilos dorados de luz que rodeen la parte externa de su aura como si se envolviera una momia.

Luego pide que el capullo se mantenga durante veinticuatro horas mientras la persona asimila la experiencia sanadora.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos