-->

Reorientación y remodelación celular

Las sesiones de Reorientación y Remodelación Celular son únicas en el sentido de que nunca es la misma dos veces, están cortadas a medida de necesidades individuales y son una mezcla de muchas formas de Ejercicios Pleyadianos de Luz. Estas sesiones se invocan cuando has actuado sobre muchos asuntos que giran alrededor de un asunto central y has llegado a un punto muerto.

Tal vez te sientas completamente perdido en cuanto a qué hacer a continuación o bien se trate de un simple estancamiento; o tal vez hayas hecho todo lo que puedes en cuanto al asunto en cuestión y necesitas ayuda para la «recogida final» y los cabos sueltos.

Si llevas tiempo operando sobre tu propia sanación y crecimiento espirituales, probablemente sepas que hay momentos en que meditas, rezas, despejas emociones, actúas con luz para sanar, actúas sobre el cuerpo, despejas creencias o juicios y perdonas. En esos puntos puede que te sientas «hecho polvo» o, como poco, que aunque te parezca que las cosas no están despejadas del todo, ya no puedes hacer más.

Puedes seguir meditando, operando con fuego violeta y esforzándote al máximo para mantener las vibraciones lo más altas posible, pero sería maravilloso que hubiera algún modo mágico de atar los cabos sueltos a fin de poder seguir con el paso que venga a continuación. Este es un ejemplo de situación en la que puede ser muy útil una sesión de Remodelación y Reorientación Celular.

Otro ejemplo es cuando el estancamiento es de verdad: tus sentimientos son aún muy fuertes, has hecho todo lo que sabes para intentar superarlos y sabes también que hay algo más que es muy importante que entiendas o despejes, pero parece que no puedes encontrarlo. Incluso te encuentras a ti mismo diciendo o haciendo algo que no quieres hacer o decir de verdad, pero que pareces incapaz de cambiar. Tu autoestima y autorrespeto se resienten, así como tu capacidad de concentración y de estar totalmente presente y disponible en la vida.

Estos momentos son ejemplos de cuándo puede ser de mayor ayuda la Remodelación y Reorientación Celular. Los momentos decisivos pueden ser muy frustrantes. Te sientes casi a las puertas de un nuevo futuro, pero una forma vaga o poco tangible te cierra el paso. La falta de resolución y el bloqueo tienen muchos orígenes posibles y resulta ser a menudo una combinación.

Algunos ejemplos de orígenes son: pautas celulares; energías estancadas; pautas de bloqueo neuro-córtico-muscular que no dejan de regenerar aquellos problemas sobre los que has operado espiritual o emocionalmente; bloqueos de energía y residuos densamente concentrados en órganos, glándulas y otras partes del cuerpo; energía ajena; imágenes estancadas que no puedes encontrar; vergüenza y dolor que pueden ser imposibles de liberar sin ayuda, y unos chakras torpes que han sido despejados pero necesitan «afinamiento» o sanación más profunda.

Para recibir una sesión de Remodelación y Reorientación Celular has de aprender antes la lección quedebes saber y haber trascendido las pautas de comportamiento asociadas. Éstos son requisitos previos para experimentar esta sesión en la que se despejarán los restos de energía estancada o no resuelta. Si has aprendido la lección y has trascendido los comportamientos, estás preparado para lo demás y ése es exactamente el propósito de este proceso.

Si tienes menos experiencia con la autosanación y las tareas de crecimiento espiritual, este proceso también puede ser útil para despejar pautas y energías superadas que ya no se correspondan con quién eres y con quién vas a ser. Puedes hacer ejercicios de sanación, despejamiento y equilibrio que te ayudarán a llevar a tus cuerpos de energía a un lugar más compatible con ellos mismos para que así estén listos para lo que venga a continuación.

Como se ha dicho anteriormente, tienes cuatro cuerpos energéticos principales: los cuerpos mental, emocional, espiritual y físico. Cuando despejas las creencias del cuerpo mental relativas a un asunto concreto, el cuerpo emocional debe limpiarse de las emociones asociadas. El cuerpo espiritual debe recibir la parte despejada de ti con verdades y sentimientos nuevos y superiores de perdón, amor y deseo de renovarse y ser mejor.

El cuerpo físico debe liberar las pautas de bloqueo que conservaban esas creencias y emociones. A medida que crezcas y cambies, no siempre será fácil saber si te ocupas de todas las áreas, pero si estás aprendiendo las lecciones, puedes utilizar una sesión de Remodelación y Reorientación Celular para el refinamiento y la solución de problemas; los pleyadianos, el Cristo y tu Yo Superior te resolverán los problemas y realizarán la sanación limpiadora durante la sesión.

Para ello utilizarán una combinación de algunos o de todos los elementos siguientes: Ejercicios de Remodelación Cerebral Delfínica, ejercicios Ka, despejamiento mediante el realineamiento del eje divino, irrigación y regeneración celular, cualquier tipo de cámara de luz, rejilla localizada de Transfiguración Cuántica, equilibrio y sanación de chakras, energización y alivio del sistema nervioso, elevación del exceso de emociones por encima del cuerpo para su neutralización, mensajes de guía o ejercicios de Enlace Estelar Delfínico.

Tengas o no un asunto en particular que requiera conscientemente estos ejercicios, realiza la sesión y recibirás aquello que necesites en ese momento. El proceso para una sesión de Remodelación y Reorientación Celular es el siguiente:

  1. Túmbate cómodamente con una almohada bajo las rodillas, los pies separados en línea con los hombros y los ojos cerrados.
    Conéctate a la tierra.
  2. Extiende el aura o empújala hasta 60 o 90 centímetros del cuerpo en todas direcciones. Comprueba los colores y las rosas del límite del aura si lo deseas.
  3. Invoca a los Emisarios Pleyadianos de Luz.
  4. Invoca a tu propio Yo Superior para que te acompañe.
  5. Pide la presencia del Maestro Ascendido Jesucristo.
  6. Invoca la presencia del Deva Supralumínico de Sanación.
  7. Invita a cualquier otro guía, ángel o maestro ascendido que desees que tome parte en la sesión.
  8. Di en silencio lo siguiente (o utiliza tus propias palabras): «En virtud de la ley de la gracia divina, pido que el Maestro Ascendido Jesucristo, los Emisarios Pleyadianos de Luz, el Deva Supralumínico de Sanación (cualquier otro ser de Luz que desees llamar) y mi propio Yo Superior se lleven y sanen las emociones dolorosas, las pautas de bloqueo físico, pensamientos o creencias, karma espiritual o energías mías o de otros que no necesito procesar o conocer a fin de aprender y crecer. Pido que estas energías sean retiradas de mi cuerpo y de mi aura, transmutadas en fuerza vital pura y creativa y me sean devueltas».
  9. Respira profunda pero suavemente, imaginando que cada exhalación libera energía innecesaria y que cada inhalación trae nueva fuerza vital creativa que reemplaza la energía que se marcha. Cuando la liberación termine, ve al paso siguiente.
  10. Pide recibir una sesión de Remodelación y Reorientación Celular. Relájate y permanece abierto y receptivo todo lo que te sea posible. Si sientes presión o incomodidad en algún nivel, incrementa el ritmo respiratorio para favorecer la liberación. Necesitarás de una a dos horas para esta sesión. Siempre debes concederte el mayor tiempo posible. Si utilizas esta técnica antes de dormir, puedes dormirte en cualquier momento de la sesión.
  11. Si no haces la sesión antes de dormir, al terminar respira profundamente unas cuantas veces antes de incorporarte. Siéntate y reconéctate a la tierra antes de reanudar tus actividades diarias.

Puedes realizar también una sesión abreviada que termine en el paso 10. Esto puede ayudar a completar una liberación emocional; puedes utilizarla para pedir la elevación de vergüenza, dolor, humillación, pena, miedo, culpa o ira después de que hayas procesado y retirado las emociones sobre las que puedas operar por tu cuenta.

 

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos