-->

Autosanación mediante la rejilla de configuración cuántica

La rejilla de la Cámara de Transfiguración Cuántica, que ya has utilizado a pequeña escala para despejar placas neuronales, cuenta además con otras aplicaciones. La estructura en forma de rejilla es tal que tiene una capacidad única para despejar energías que son normalmente tediosas y difíciles de despejar a través de otros métodos.

Primero daré ejemplos de otros usos específicos para la rejilla ultravioleta de Transfiguración Cuántica. A menudo mis clientes me cuentan haber visto arañas, murciélagos o serpientes moviéndose por su aura o chakras, sobre todo acompañando a la liberación de energía oscura de dolor o viejas emociones reprimidas. Estos murciélagos, arañas y serpientes no tienen relación aparente con criaturas físicas, sino que son entes parásitos que viven en un nivel astral inferior.

Se alimentan de emociones reprimidas, energía muerta, como puede ser el dolor, y energías de frecuencia inferior en general, como las que se encuentran cerca de quienes se dan a la bebida o toman drogas, se abandonan al pensamiento negativo o han experimentado grandes traumas en su vida. Cuanta más meditación realices, más positivo seas y más amor tengas, más luz atraigas al cuerpo, te alimentes de un modo más sano y más energías reprimidas despejes, menos «alimento» tendrán estos parásitos en ti.

Si se da el caso de que ves o sientes la presencia de arañas, murciélagos o serpientes en tu campo de energía, el de un cliente o el de un amigo, visualiza luz ultravioleta y arrójasela para tratar de averiguar si son parásitos astrales.

Si la luz ultravioleta los paraliza hasta el punto de que no puedan moverse, se trata entonces de parásitos astrales porque estas entidades no son capaces de tolerar esta frecuencia de luz. Una vez paralizados, colócalos en el interior de una rejilla ultravioleta de Transfiguración Cuántica de un tamaño que se ajuste a su alrededor y mantenla así hasta que los parásitos se disuelvan por completo. Puedes pedir ayuda a los pleyadianos. No hay nada que temer. Si estos parásitos ya estaban allí y no te habías dado cuenta, es mejor para ti que sepas de su existencia porque así los puedes eliminar.

Otro uso de la luz ultravioleta en general o formando una rejilla de Transfiguración Cuántica es servir de ayuda a los que sufran de intoxicación química, radiactiva y/o alérgica. Aunque la luz ultravioleta en general no es capaz de eliminar estos problemas por completo o inmediatamente, puede actuar gradualmente sobre ellos y con más rapidez que cualquier otra cosa que conozco.

Las propiedades purificadoras de la luz ultravioleta del Sol hacen constantemente mucho más de lo que la mayoría percibe. Y, sin embargo, hay muchos que apenas pasan tiempo al sol, sobre todo por los agujeros en la capa de ozono que intensifican su radiación. No obstante, creo que necesitamos recibir frecuentemente la luz solar directa para estar sanos y sentir más vida en nuestro interior. Incluso si sólo se puede estar al sol dos minutos al día puede ser muy importante, sobre todo si ese tiempo se dedica a utilizar la intención y la respiración de modo consciente para absorber la luz del sol en el cuerpo.

Los rayos ultravioleta tienen la capacidad de disolver con el tiempo el veneno químico y radiactivo existente en la Tierra y en el cuerpo humano. Si sabes que tienes problemas de este tipo, te ayudará el uso de la rejilla de luz ultravioleta de Transfiguración Cuántica.

Aísla la parte del cuerpo de la que desees despejar toxinas, tales como el hígado, el cerebro o el colon, y concentra la rejilla de luz ultravioleta en esas áreas. Si las toxinas fluyen por tu sangre, puede ser necesaria una sesión de cámara de luz ultravioleta sobre el cuerpo y el aura, utilizando las instrucciones contenidas en la sección del capítulo 9 titulado «Cámara de Transfiguración Cuántica».

Comienza utilizando la rejilla sólo durante sesiones de diez minutos hasta que descubras la cantidad de desintoxicación física que produce la rejilla ultravioleta. Si descubres que diez minutos es mucho porque se produce demasiada desintoxicación, utiliza la rejilla por un período de tiempo menor cuando repitas el tratamiento. Tendrás que determinar la frecuencia de uso de la rejilla observando tu propio cuerpo y las reacciones emocionales a ella. Recuerda que este tipo de despejamiento se produce en fases y es mejor ir despacio que forzar el cuerpo.

También te beneficiarás de la luz ultravioleta si tu sistema inmunológico es débil o está enfermo. Coloca el timo en el interior de una rejilla de Transfiguración Cuántica de luz ultravioleta para estimular tu cuerpo etérico, que a su vez estimule tu cuerpo físico y ayude así al despejamiento de los bloques de energía que provocan la infección y la enfermedad. La rejilla ultravioleta también se puede situar alrededor de áreas infectadas, heridas, raspaduras, quemaduras, ampollas, etcétera.

Existen más usos para la rejilla de Transfiguración Cuántica aparte de los que se sirven de luz ultravioleta. Por ejemplo, si tienes tensos los músculos, puede venirles bien situar sobre ellos una rejilla de luz de plata. Cualquier lugar del cuerpo que tienda a mantenerse contraído y en tensión puede aliviarse hasta cierto punto mediante luz de plata, ya sea en la rejilla de Transfiguración Cuántica o limitándote a visualizar la irradiación de luz de plata en esa zona del cuerpo.

Sin embargo, para una tensión y un bloqueo de carácter crónico, la rejilla de luz de plata es capaz de relajar las áreas a la vez que va disolviendo los bloqueos de energía. Esta técnica funciona de maravilla en los bloqueos de la zona del colon. Las propiedades relajantes de la luz de plata hacen que el colon se relaje, permitiendo una evacuación más fácil. Esta rejilla de luz también es útil contra las hemorroides.

En caso de dolor intenso como el que acompaña a una torcedura, dislocación o rotura de un hueso, una rejilla de luz dorada de transfiguración cuántica puede ayudar a acelerar la regeneración y a llevar calor y alivio a la zona. Esta luz dorada también puede aliviar el síndrome premenstrual y el dolor de la regla, así como hernias, úlceras, irritación de garganta, dolor cardíaco, indigestión, dolor de oídos y dolor de cabeza, migrañas incluidas.

Las rejillas de luz dorada también son buenas para los chakras rígidos o bloqueados. Si una zona de un chakra en particular no está manifiestamente abierta, utiliza la rejilla dorada rodeando el chakra entero el tiempo suficiente para que sientas su resultado. No sólo suaviza y ayuda a la apertura del chakra; también atrae la sanación etérica a un chakra dañado, despeja energía ajena y favorece el proceso de regeneración.

En algunos momentos puedes sentir la necesidad de utilizar otro color o combinación de colores de luz para una zona de un chakra en particular. Confía en tu intuición y tu propia guía. El oro es el color sanador más universal, pero no es de ningún modo el único a utilizar sobre los chakras.

Si tienes artritis, reumatismo o problemas con depósitos de calcio, puede serte útil situar rejillas locales o bien la Cámara de Transfiguración Cuántica en todo el cuerpo. Para estos problemas utiliza una secuencia de tres colores de luz distintos durante la sesión de cámara. El primer color de luz a utilizar será el rosa-oro, el cual disuelve la calcificación y la contracción. La luz de color rosa-oro es el color del metal rosa-oro de la joyería de oro en tres tonos originaria de las Colinas Negras.

También puedes imaginarlo como una mezcla equilibrada de cobre y oro metalizado que cree un color nuevo y no una mera fusión de colores. El segundo color de luz a utilizar es el plateado, el cual relaja la zona arrastrando consigo los restos de energía favoreciendo su liberación. La luz dorada es el tercer color a utilizar. El oro regenera, fortalece y estimula la autosanación y la afinidad con uno mismo.

Cuando utilices la Cámara de Transfiguración Cuántica o rejillas de aplicación local para la artritis, el reumatismo o los depósitos de calcio, deja que transcurran treinta minutos. Haz fluir cada uno de los tres colores durante diez minutos. Puede que descubras que esta cámara hace que la ira aflore a la superficie, ya que la artritis es el resultado de la implosión de tu propia ira y/o la de otras personas depositada en los huesos.

Al disolverse el patrón de energía dejando el cuerpo libre para sanarse a sí mismo, la ira necesita ser sentida y liberada a fin de evitar que se vuelva a depositar en él. Si necesitas una sesión con un terapeuta de emociones, un especialista bioenergético o simplemente operar tú mismo sobre la ira, se recomienda vivamente que lo hagas buscando una cura completa y no un alivio temporal. Las cintas de audio de Lazarus para liberar la ira pueden ser también de gran ayuda.

Se pueden repetir estas sesiones de cámara o de rejilla tan a menudo como se necesite o se desee mientras el cuerpo y las emociones propias resistan las liberaciones que las sesiones estimulan. Probablemente sea mejor no realizar más de dos sesiones por semana en la mayoría de los casos. Pero, como siempre, Confía en tu propia intuición y guía para establecer tu horario.

Los pasos específicos para utilizar la Cámara Lumínica de Transfiguración Cuántica o las rejillas de aplicación local para actuar sobre la artritis, el reumatismo o los depósitos de calcio son los siguientes:

1-8. Realiza los pasos descritos al comienzo del capítulo 9 para la apertura de una sesión de cámara.

  1. Imagínate un cubo de cristal transparente flotando ante ti.
  2. Ahora imagínate colocando las manos por encima y por debajo del cubo y enviando millones de minúsculas luces láser a través del cubo desde ambas manos al mismo tiempo.
  3. A continuación coloca las manos a los lados derecho e izquierdo del cubo y llénalo de láseres desde esas direcciones.
  4. Después coloca las manos detrás y delante del cubo y de nuevo báñalo de láseres.
  5. Ahora que has experimentado las partes que componen la matriz lumínica generada en el interior de la cámara visualiza el envío de láseres desde las tres direcciones al mismo tiempo. En otras palabras, imagina que tienes tres pares de manos y tienes una mano en cada una de las seis caras del cubo. Entonces imagina el envío de millones de láseres a través del cubo desde las seis direcciones al mismo tiempo. (Véase ilustración n.° 9.) Verás que la intersección de líneas láser genera numerosos cubos minúsculos de luz entrelazados en el interior del cubo inicial a modo de entramado tridimensional de hilos de luz finamente tejidos.
  6. Ahora trabaja con el mismo entrelazado de luces láser, pero esta vez visualízalo alrededor del cuerpo y del aura. Empieza imaginando millones de láseres de luz fluyendo desde los lados izquierdo y derecho del aura hacia tu cuerpo, para posteriormente penetrar en él. Estos láseres son muy pequeños y llegan a todas las células.
  7. Luego imagina láseres moviéndose a través del aura y el cuerpo desde arriba y desde abajo.
  8. Después visualiza la corriente de láseres que atraviesa el cuerpo desde las partes anterior y posterior del aura.
  9. Reúne la totalidad de láseres. Visualiza y/o procura que los láseres se muevan a través del aura y el cuerpo desde las seis direcciones al mismo tiempo: arriba, abajo, izquierda, derecha, delante y detrás.
  10. Invoca la Cámara Lumínica de Transfiguración Cuántica o la rejilla de aplicación local correspondiente a tu necesidad física concreta.
  11. Visualiza la estructura de la rejilla tridimensional como se muestra en la ilustración 9 de la página 235, utilizando luz de color rosa-oro alrededor y a través del aura y del cuerpo o alrededor del área concreta. Tras sentir que la cámara o la rejilla ha quedado fijada a tu alrededor, relájate. Sigue manteniendo suavemente la luz rosa-oro en la rejilla específica durante diez minutos mientras los pleyadianos y el Cristo operan también sobre ella.
  12. Ahora concéntrate en visualizar luz de plata en la pauta de la rejilla hasta que la veas fija. Luego relájate y mantén suavemente la intención general mientras te mantienes receptivo durante diez minutos.
  13. Cambia el color a luz de color sol dorado, de nuevo manteniendo la concentración hasta que quede estabilizada por su cuenta. Luego relájate y mantén la intención durante diez minutos más.
  14. Cuando termine la sesión de cámara o el despejamiento mediante la aplicación local de la rejilla, es aconsejable sumergirse en un baño caliente tanto tiempo como se desee, pero no menor de diez minutos. Pon aceite de peppermint o eucalipto en el agua para que favorezca la liberación, la estabilización y el alivio continuados.

[Nota de la autora: Este proceso no se incluye en la cinta correspondiente a este libro, ya que se utiliza sólo en circunstancias específicas. Si necesitas oírlo en una cinta, puedes grabarla dejando diez minutos de silencio entre cada una de las tres fases de sanación, o pedir la cinta titulada Rejilla de Transfiguración Cuántica para Enfermos de Artritis a la dirección que figura al final del libro.]

Ve más allá de lo que se incluye en este capítulo, utiliza con creatividad las rejillas de Transfiguración Cuántica sobre bloqueos de energía o problemas físicos específicos. Cuando utilices una rejilla local para el despejamiento celular o muy concentrado de órganos o glándulas, artritis o zonas del cuerpo con enfermedades crónicas concretas, es de prever que la efectividad de la sanación suponga del 40 al 60% de la correspondiente a la imposición física de manos.

Te animo a que hagas sesiones de imposición de manos a dúo con un amigo o que veas a un profesional de Ejercicios Pleyadianos de Luz si los resultados de los procesos descritos no son suficientes.

No esperes una cura instantánea al experimentar con esta forma de energización sobre enfermedades y dolores físicos. Realiza la tarea moderadamente al principio hasta que determines su efecto sobre la liberación física y emocional, decidiendo el ritmo en consecuencia.

Me encantaría que me comentaras tanto tus resultados como tus usos creativos de la rejilla local y la Cámara de Transfiguración Cuántica sobre el cuerpo.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos