-->

Movimiento delfínico Nº 2

Lo ideal sería esperar un mínimo de una hora antes de realizar el siguiente Movimiento Delfínico. Como en el anterior, lleva ropa holgada y elástica. Quítate joyas, sujetador, tirantes, cinturón, lentillas y gafas. Sobre todo, es bueno estar sin gafas y lentillas durante un mínimo de una hora o más tiempo si es posible después de esta lección de Movimiento Delfínico, ya que se concentra en los ojos.

Si llevas gafas o lentillas, es preferible realizar esta sesión de movimientos justo antes de ir a la cama.

  1. Busca un lugar cómodo y espacioso en el suelo. Túmbate de espaldas con los pies separados en línea con los hombros y los brazos a los lados. Cierra los ojos. Busca los puntos de contacto del cuerpo con el suelo desde la punta de los pies hasta la cabeza. Compara el lado derecho y el izquierdo.
  2. Afirma en silencio: «Establezco el equilibrio recíproco entre mi glándula pineal y la glándula pineal de mi yo futuro iluminado, con respecto al equilibrio y apariencia totales de cuerpo, mente, espíritu y emociones».
  3. Dirige la atención a la pupila del ojo derecho. Mientras te concentras en la pupila, mueve despacio el ojo derecho hacia la derecha todo lo que te sea posible sin forzarte y luego devuélvelo al centro. Repítelo dos o tres veces. Comprueba si el movimiento es suave o brusco. El ojo izquierdo se moverá de modo natural, pero mantén la atención centrada sólo en la pupila derecha.
  4. Ahora mueve el ojo derecho hacia la izquierda hasta donde llegue sin esfuerzo y luego devuélvelo al centro. Hazlo dos o tres veces. Sigue manteniendo la atención en la pupila derecha y comprueba dónde el movimiento es suave y dónde es brusco.
  5. Manteniendo la atención en la pupila derecha, mueve el ojo derecho de izquierda a derecha sin parar en el centro dos o tres veces. Comprueba lo que te ocurre en el cuello y la columna al mover los ojos. ¿Hasta qué punto de la columna sientes que el movimiento del ojo afecta al cuerpo? ¿Hasta qué punto se relaciona el Efecto Ondular Delfínico con este movimiento y su efecto en el cuerpo?
  6. Descansa aproximadamente de 30 segundos a un minuto. Comprueba las sensaciones del lado derecho y el izquierdo de la cara, de los ojos y de todo el cuerpo. ¿Sientes un lado más tridimensional que el otro? ¿Está un lado más vivo que el otro?
  7. Sin dejar de seguir la pupila derecha con la conciencia, mueve tres o cuatro veces el ojo derecho arriba y abajo hasta donde llegue sin esfuerzo. Comprueba dónde el movimiento es suave o brusco. Observa la parte posterior de la cabeza, el cuello y la columna, comprobando hasta qué punto de ésta sientes el efecto del movimiento del ojo.
  8. Ahora gira el ojo derecho en un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj dos o tres veces, despacio. Observa dónde el movimiento es suave o brusco.
  9. Ahora mueve el ojo derecho despacio en círculos en sentido contrario a las agujas del reloj, dos o tres veces. No dejes de percibir la naturaleza del movimiento y dónde no es suave.
  10. Sigue moviendo despacio el ojo derecho en círculos, alternando un sentido y otro mientras exploras las siguientes partes del cuerpo para ver hasta dónde éste siente el efecto del movimiento del ojo: la parte posterior de la cabeza, cuello, hombro derecho, hombro izquierdo, parte superior de la columna, parte media de la columna, parte inferior de la columna, zona sacra, cadera derecha, cadera izquierda, pierna derecha hasta la punta del pie y pierna izquierda hasta la punta del pie. ¿En qué partes del cuerpo eres capaz de sentir los efectos del movimiento del ojo y en qué áreas no sientes los efectos? ¿Qué sentirías si tu cuerpo experimentara el Efecto Ondular Delfínico?
  11. Descansa durante aproximadamente un minuto. Mientras descansas, comprueba si hay diferencias en el ojo derecho y el izquierdo y en los lados derecho e izquierdo del cuerpo.
  12. Vuelve a dirigir la atención a la pupila del ojo derecho. Mueve esta pupila muy despacio haciendo un ocho de derecha a izquierda, dos o tres veces en una dirección y luego dos o tres veces en la otra dirección. Concéntrate sólo en observar la naturaleza del movimiento del ojo. 13. Descansa de 30 segundos a un minuto.
  13. Sin dejar de concentrarte en la pupila derecha, mueve el ojo derecho muy despacio haciendo un ocho vertical o de arriba a abajo, dos o tres veces en cada dirección. Concéntrate tan sólo en observar la naturaleza del movimiento y en la forma del ocho.
  14. Descansa de 30 segundos a un minuto.
  15. Concentrándote en la pupila derecha, mueve el ojo derecho despacio en forma de ocho diagonal desde la parte superior derecha a la inferior izquierda, dos o tres veces en cada dirección.
  16. Descansa durante unos 30 segundos.
  17. Sin dejar de concentrarte en la pupila derecha, mueve despacio el ojo derecho formando ochos diagonales, desde la parte superior izquierda a la inferior derecha dos o tres veces en cada dirección.
  18. Descansa un minuto mientras comparas los ojos derecho e izquierdo, los lados derecho e izquierdo de la cara y los lados derecho e izquierdo del cuerpo.
  19. Ahora vas a transferir la experiencia de aprendizaje desde el lado derecho del cuerpo al lado izquierdo como sigue: Coloca la punta de los dedos en las sienes derecha e izquierda. Di esta afirmación en silencio mientras alternas golpes suaves en cada una: «Que las partes de mi cuerpo que han aprendido enseñen a sus partes homólogas. Comunica lo aprendido. Comunica lo aprendido».
  20. Coloca los brazos de nuevo uno a cada lado y quédate quieto durante otro minuto.
  21. Compara los ojos derecho e izquierdo, ambos lados de la cara y del cuerpo en su conjunto para ver si están más equilibrados. Si no es así, trata de transferir de nuevo lo aprendido repitiendo el paso 20.
  22. Cuando la transferencia termine y te sientas más equilibrado, abre los ojos y mira a tu alrededor antes de incorporarte. Comprueba cualquier alteración de tu percepción visual. ¿Son los colores más brillantes, las formas más vivas? ¿Cómo percibes la profundidad? ¿La visión periférica?
  23. Di en silencio: «Afirmo que mi cuerpo, emociones, mente y espíritu asimilarán esta lección de movimientos con gracia y facilidad sin la reproducción de traumas de sanación. Recibo el Efecto Ondular Delfínico a través de todo mi cuerpo y sistema nervioso. Así sea».
  24. Gira hasta apoyarte en un costado e incorpórate despacio. No te estires durante una hora.
  25. Camina alrededor de la habitación sintiendo los pies en el suelo y observando el equilibrio del cuerpo.
  26. Ahora ve a la cama, date un baño o siéntate o túmbate en silencio durante unos 15 minutos. No leas, veas la televisión o hagas nada que implique la atención de los ojos durante al menos una hora, o más tiempo si es posible. No te pongas las lentillas y las gafas durante al menos una hora, o más tiempo si es posible.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos