-->

Cámara de transfiguración cuántica

El objetivo primordial de la Cámara Lumínica de Transfiguración Cuántica es romper las pautas celulares y emocionales/mentales. Las actitudes derrotistas, graves traumas emocionales, la resistencia provocada por el ego o el miedo, las pautas autoprotectoras erróneas de bloqueo, la implosión, el dolor e incluso los daños de origen químico pueden causar perjuicio celular, así como desplazamiento y contracción erráticos de las células.

Estando sano y equilibrado, las células giran suavemente en la dirección de las agujas del reloj. Al girar constantemente, atraen luz de la glándula pineal, de los chacras y del torrente sanguíneo. El movimiento giratorio natural y continuado de las células forma remolinos de esta luz en su interior, la cual posteriormente se libera, llevándose consigo cualquier desecho. El rebosar continuo de la luz y la fuerza vital mantiene a las células energéticamente despejadas y libres de enfermedades.

Cuando tu respiración es poco profunda, ya sea debido a la falta de ejercicio o a la contracción provocada por la represión de emociones, el flujo de oxígeno, la luz y la fuerza vital se vuelven más lentos y torpes. Entonces ocurre la contracción o implosión y tus cuerpos físico, emocional y mental se vuelven rígidos. Ello da lugar a la rigidez muscular, dolor corporal, falta de vitalidad, desequilibrio emocional y mental, u otra de las muchas plagas de la especie humana. Desde el punto de vista espiritual esa rigidez contribuye en gran medida a la sensación de estar estancado.

La Cámara de Transfiguración Cuántica sirve para tratar estos problemas, ya se manifiesten de forma sutil e indefinida o provoquen abiertamente bloqueos, degeneración y dolor. En esta cámara se produce en las células la infusión etérica de millones de luces láser microscópicas de colores procedentes de varias direcciones.

Ello confunde en cierto sentido a las células y liberan lo que no se encuentra en afinidad con aquéllas, para reanudar posteriormente su rotación en la dirección de las agujas del reloj. Se puede liberar la energía o la programación procedentes de otras personas, tus propias creencias, recuerdos estancados, emociones del pasado, dolor o cualquier cosa que no pertenezca a tus células o a tus cuerpos de energía.

El proceso utilizado para llevar a cabo el juego de luces láser en las células necesita una participación más activa por tu parte que las cámaras anteriores. Como el proceso suele parecer complicado la primera vez que se intenta, es mejor repetir primero los pasos mentalmente, visualizándolos poco a poco.

Por lo tanto, practica los siguientes pasos antes de tumbarte en el suelo y realizar la sesión de cámara.

  1. Imagínate un cubo de cristal transparente flotando ante ti.
  2. Ahora imagínate colocando las manos por encima y por debajo del cubo y enviando millones de minúsculas luces láser a través del cubo desde ambas manos al mismo tiempo.
  3. A continuación coloca las manos a los lados derecho e izquierdo del cubo y llénalo de láseres desde esas direcciones.
  4. Después coloca las manos detrás y delante del cubo y de nuevo báñalo de láseres.
  5. Ahora que has experimentado las partes que componen la matriz lumínica generada en el interior de la cámara visualiza el envío de láseres desde las tres direcciones al mismo tiempo. En otras palabras, imagina que tienes tres pares de manos y tienes una mano en cada una de las seis caras del cubo. Entonces imagina el envío de millones de láseres a través del cubo desde las seis direcciones al mismo tiempo. (Véase ilustración.) Verás que la intersección de líneas láser genera numerosos cubos minúsculos de luz entrelazados en el interior del cubo inicial a modo de entramado tridimensional de hilos de luz finamente tejidos.
  6. Ahora trabaja con el mismo entrelazado de luces láser, pero esta vez visualízalo alrededor del cuerpo y del aura. Empieza imaginando millones de láseres de luz fluyendo desde los lados izquierdo y derecho del aura hacia tu cuerpo, para posteriormente penetrar en él. Estos láseres son muy pequeños y llegan a todas las células.
  7. Luego imagina láseres moviéndose a través del aura y el cuerpo desde arriba y desde abajo.
  8. Después visualiza la corriente de láseres que atraviesa el cuerpo desde las partes anterior y posterior del aura.
  9. Reúne la totalidad de láseres. Visualiza y/o procura que los láseres se muevan a través del aura y el cuerpo desde las seis direcciones al mismo tiempo: arriba, abajo, izquierda, derecha, delante y detrás.

Si estos pasos te parecen confusos, en especial a partir del paso 5, practica el procedimiento hasta que te sientas cómodo y te resulte natural. Entonces estarás preparado para realizar la sesión de cámara propiamente dicha.

Al invocar la Cámara Lumínica de Transfiguración Cuántica, es necesario que mantengas la intención y la visión de esta rejilla de luces láser entrelazadas atravesando el aura y el cuerpo físico, a fin de permitir que los Pleyadianos anclen las frecuencias y pautas de luz. Normalmente, necesitarás mantenerlas durante los dos primeros minutos de la sesión de cámara hasta que los Pleyadianos sean capaces de fijar la configuración de luz en su sitio. Después, relájate hasta que termine la sesión.

Los láseres pueden ser de cualquier color o combinación de colores que necesites en un momento determinado. Si no estás seguro de qué color de luz visualizar, imagina luz solar dorada. Los Pleyadianos traerán el color y la energía apropiada; sólo necesitan que les ayudes a establecer la pauta de la rejilla. Una vez la rejilla esté dispuesta, pueden ir alterando los colores o mantenerlos estables dependiendo de las necesidades del momento.

En los capítulos siguientes de esta sección del manual se te darán otros usos y aplicaciones de la pauta en rejilla utilizada en esta cámara. Sin embargo, por ahora concéntrate en utilizar la rejilla de luz en todo tu cuerpo y aura para deshacer pautas celulares, emocionales y mentales que se aparten de lo ideal. La remodelación produce como resultado condiciones de vida más sanas y más acordes con lo que eres ahora y con aquello que llegarás a ser.

Una vez hayas terminado los pasos de apertura de sesión de cámara citados al principio de este capítulo, invoca la Cámara Lumínica de Transfiguración Cuántica. Luego visualiza o imagina la intersección de láseres de luz que brillan sobre la cabeza y bajo los pies, desde los lados derecho e izquierdo del cuerpo así como los lados anterior y posterior. (Véase ilustración.)

  1. Relájate en posición reclinada, con las rodillas apoyadas sobre algo cómodo (cuando las piernas están completamente rectas, las rodillas tienden a bloquear e inhibir el flujo completo de energía).
  2. Cuando te encuentres en posición, inspira despacio unas cuantas veces mientras centras la atención en lograr que tu conciencia esté más presente en el cuerpo.
  3. Conéctate a la tierra.
  4. Retrae el aura a una distancia de aproximadamente un metro del cuerpo en todas las direcciones. Haz los cambios necesarios en el color de los límites del aura o en las rosas.
  5. Ahora llama a los Emisarios Pleyadianos de Luz y al Maestro Ascendido Jesucristo para vigilar y llevar a efecto la sesión de sanación.
  6. Pídeles que coloquen sobre ti el Cono de Luz Interdimensional para procurar el despejamiento y el alineamiento divino.
  7. Si deseas que otros guías, seres angélicos o Maestros Ascendidos estén presentes en la sesión, ahora es el momento de llamarlos, especificando siempre que sólo los seres de Luz Divina estén presentes.
  8. Como en cualquier otra sesión de sanación, pide qué te acompañe tu Yo Superior.
  9. Solicito sesión de cámara lumínica de transfiguración cuántica.

Recuerda, todas las líneas surgen desde el borde externo del aura, que debería rodear tu cuerpo a unos 60 o 90 cm. Si esta imagen te resulta todavía difícil o confusa, procura hacer fluir simultáneamente los láseres y visualízalos uno a uno en orden y repetidamente.

Cuando la rejilla está plenamente anclada y los pleyadianos la han activado, siento una variación de energía, como si todo encajara en su sitio. Cuando sientas esta variación o después de dos minutos, lo que antes ocurra, relájate, respira profundamente y mantente receptivo.

La sesión de cámara dura de diez minutos a una hora. Recomiendo realizar la Cámara de Transfiguración Cuántica en algún momento en el que puedas tomar después un baño de agua caliente y relajarte. Hacerla un par de horas antes de ir a la cama es lo ideal, ya que el cuerpo liberará mucha energía y se reorientará después de concluir la sesión. El agua caliente facilita la liberación celular y emocional, sobre todo si tienes acceso a agua mineral, usas sales o arcilla en el baño.

También sirve una ducha de agua caliente si no se tiene bañera disponible aunque la efectividad no es la misma.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos