-->

Cámara de sueño

La Cámara de Sueño se utiliza por la noche o a la hora de la siesta cuando vas a dormir y no sólo a descansar. En la Cámara de Sueño los pleyadianos, el Cristo y otros guías personales que deseen actuar contigo pueden aislar aquellos aspectos de tu subconsciente o de tu conciencia superior que necesiten ser educados, sanados o iluminados.

La otra función de esta cámara es la de ayudarte a crear tu futuro. Estas funciones se pueden dar en cualquier momento de tu sueño con la ayuda de los guías. Sin embargo, cuando estás en la Cámara de Sueño, tus cuerpos físico y astral se sincronizan de tal manera que aprovecharás de un modo más eficiente los beneficios de tus experiencias en sueños.

Mientras duermes, tu cuerpo físico se queda en el interior de la cámara hasta que te despiertas a la mañana siguiente o después de la siesta. Esto genera un entorno psíquico muy seguro en el que procesar y sanar más intensamente durante el sueño y para recibir ayuda espiritual. Cualquier tipo de sanación que necesiten el aura y el cuerpo para que asimiles en la vida tus experiencias durante el sueño corren a cargo del equipo sanador pleyadiano, mientras los Arcángeles pleyadianos actúan sobre el cuerpo astral en las esferas superiores.

Cuando realizo sesiones de Cámara de Sueño siempre duermo más profundamente y siento los sueños de un modo más lúcido, los recuerdo más fácilmente y contienen una mayor carga simbólica y significativa. Los alumnos también me han comentado experiencias y resultados similares. Yo generalmente pido soñar lo que sea mejor para mí en ese momento. Puedes pedir lo mismo si quieres.

Puede que prefieras pedir sueños que toquen áreas específicas sobre las que estés actuando. Por ejemplo, si sientes que te falta seguridad en ti mismo y por ello te cuesta reafirmarte, pide a los pleyadianos y al Cristo que te proporcionen sueños que revelen el origen del problema y te ayuden a sanarlo. Si al despertar recuerdas que en el sueño no dejabas de encontrarte con puertas y paredes y que a tu alrededor la gente se reía y se burlaba, actúa sobre esa información.

Después de conectarte a la tierra y retraer el aura, haz que fluya energía mientras repites mentalmente el sueño y soplas rosas. Si alguna imagen es especialmente fuerte, coloca la escena en una gran rosa y hazla estallar varias veces. Luego repite la película, pero esta vez como a ti te gustaría que fuese. A esto se le llama «re enmarcar».

Re enmarcar sueños es un modo poderoso de recrear tu propia realidad y despejar bloqueos subconscientes.

También puedes pedir que se te enseñe y se te instruya mientras duermes. Si ése es el caso, sé muy específico, a no ser que te limites a pedir lo que en ese momento sea mejor para ti. Si, por ejemplo, deseas conocer tu propósito superior, o la forma de tener más fe, limítate a indicarlo cuando te hayas introducido en la cámara. Lo primero que tendrás que hacer por la mañana será anotar los sueños o entrar inmediatamente en estado de meditación para descifrar y asimilar la información.

Las sesiones con estas cámaras varían mucho de una a otra porque las necesidades mientras se duerme y se sueña cambian rápidamente. Por eso es difícil describir en detalle la Cámara de Sueño. Cuando estés preparado para recibir la sesión, ve a dormir. Sigue las instrucciones para comenzar la sesión dadas al principio del capítulo.

Luego pide que la Cámara Lumínica de Sueño rodee el cuerpo y el aura y que se mantenga así hasta la mañana siguiente o hasta que termine la siesta. Pide ayuda para estar lúcido durante los sueños que precises recordar, así como para recordarlos cuando despiertes. Si deseas centrarte en enseñanzas o cuestiones específicas, concrétalas y luego relájate y duérmete. En cualquier otro caso, pide lo que sea mejor para ti en ese momento. Después, «a dormir, tal vez soñar».

Si descubres que la Cámara de Sueño te provoca inquietud durante la noche o si participas tanto en el proceso que te levantas cansado, pide a los pleyadianos una Cámara de Sueño Profundo la próxima vez. Algunos alumnos lo han necesitado, e incluso yo misma.

  1. Relájate en posición reclinada, con las rodillas apoyadas sobre algo cómodo (cuando las piernas están completamente rectas, las rodillas tienden a bloquear e inhibir el flujo completo de energía).
  2. Cuando te encuentres en posición, inspira despacio unas cuantas veces mientras centras la atención en lograr que tu conciencia esté más presente en el cuerpo.
  3. Conéctate a la tierra.
  4. Retrae el aura a una distancia de aproximadamente un metro del cuerpo en todas las direcciones. Haz los cambios necesarios en el color de los límites del aura o en las rosas.
  5. Ahora llama a los Emisarios Pleyadianos de Luz y al Maestro Ascendido Jesucristo para vigilar y llevar a efecto la sesión de sanación.
  6. Pídeles que coloquen sobre ti el Cono de Luz Interdimensional para procurar el despejamiento y el alineamiento divino.
  7. Si deseas que otros guías, seres angélicos o Maestros Ascendidos estén presentes en la sesión, ahora es el momento de llamarlos, especificando siempre que sólo los seres de Luz Divina estén presentes.
  8. Como en cualquier otra sesión de sanación, pide qué te acompañe tu Yo Superior.
  9. Invoca la sesión de cámara de sueño.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos