-->

Cámara de reducción del estrés

El propósito de la Cámara Lumínica de Reducción del Estrés queda obviamente reflejado en su nombre. Debido a estos tiempos donde impera el más rápido, más y mejor, así como a la influencia de la electricidad, el radar y las microondas, que continuamente llevan al descontrol de nuestro sistema nervioso, reducción del estrés se ha convertido en un término de uso corriente.

Ni siquiera nosotros los profesionales alternativos escapamos a las presiones que se acumulan diariamente a nivel planetario y local.

En los momentos en que el estrés «va a por ti», la cámara puede ser un regalo del cielo. Ya sea debido al exceso de trabajo, relaciones conflictivas, datos excesivos que procesar, sobrecarga emocional, preocupaciones o tener demasiadas cosas en la cabeza para poder dormir, la Cámara de Reducción de Estrés puede ayudar muchísimo.

Desde luego, no puede sustituir, ni lo pretende, a una vida saludable y equilibrada, pero puede ayudarte cuando tengas la mente y los nervios agotados por la presión y el estrés.

Cuando uso esta cámara experimento una relajación lenta y gradual. A menudo suaves oleadas de energía se extienden por el cuerpo de izquierda a derecha liberando tensión y tirantez. Después de unos cuantos barridos de estas pautas onduladas de energía, pueden ocurrir varias cosas. A veces siento como si los pleyadianos me sujetaran la cabeza, mandándome una dulce sensación de relajación y una luz tranquilizadora que me llena el cerebro y el sistema nervioso. Otras veces siento una suave sensación de caída que me permite asentarme mejor en el cuerpo.

Otras veces me limito a quedarme dormida sin saber cuando me despierto qué ha ocurrido, salvo el hecho de que lo que fuese ha dado resultado. Cuando tengo insomnio la uso para relajarme lo bastante para dormir.

Después de seguir las instrucciones dadas al principio del capítulo para abrir la sesión, invoca la Cámara Lumínica de Reducción de Estrés, relájate y disfrútala durante los siguientes veinte minutos o hasta una hora. Intenta siempre que dure una hora aunque no haya necesidad de ello.

  1. Relájate en posición reclinada, con las rodillas apoyadas sobre algo cómodo (cuando las piernas están completamente rectas, las rodillas tienden a bloquear e inhibir el flujo completo de energía).
  2. Cuando te encuentres en posición, inspira despacio unas cuantas veces mientras centras la atención en lograr que tu conciencia esté más presente en el cuerpo.
  3. Conéctate a la tierra.
  4. Retrae el aura a una distancia de aproximadamente un metro del cuerpo en todas las direcciones. Haz los cambios necesarios en el color de los límites del aura o en las rosas.
  5. Ahora llama a los Emisarios Pleyadianos de Luz y al Maestro Ascendido Jesucristo para vigilar y llevar a efecto la sesión de sanación.
  6. Pídeles que coloquen sobre ti el Cono de Luz Interdimensional para procurar el despejamiento y el alineamiento divino.
  7. Si deseas que otros guías, seres angélicos o Maestros Ascendidos estén presentes en la sesión, ahora es el momento de llamarlos, especificando siempre que sólo los seres de Luz Divina estén presentes.
  8. Como en cualquier otra sesión de sanación, pide qué te acompañe tu Yo Superior.
  9. Invoca la sesión de cámara de reducción del estrés.

Contacto: info@ejerciciospleyadianos.org

2017 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos